Connect with us
portada-nueva-facebook-Portada-de-Facebook

Internacional

Presidente de FIBA, Hamane Niang, se separa de su cargo tras escándalo sexual

El malí, Hamane Niang, tomó la decisión de separarse de su cargo como presidente de FIBA tras enterarse que el periódico New York Times preparaba una investigación sobre una serie de denuncias de jugadoras malíes que sufrieron de varios abusos

Presidente de FIBA, Hamane Niang, se separa de su cargo tras escándalo sexual

El malí, Hamane Niang, tomó la decisión de separarse de su cargo como presidente de FIBA tras enterarse que el periódico New York Times preparaba una investigación sobre una serie de denuncias de jugadoras malíes que sufrieron de varios abusos sistemáticos por parte de los entrenadores Oumar Sissoko y Amadou Bamba, actos que fueron ignorados por Niang, quien se limitó a reírse de su comportamiento, señalaron las víctimas al periodista francés, Romain Molina, por la inacción del ex-presidente de la federación de básquetbol en Malí (1999-2007) y ministro de deportes.

Foto: Cortesía

Las atletas son de un país que es una ex-colonia francesa donde predomina el musulmanismo y los derechos sobre la mujer son escasos y de alta indiferencia para la ley, por lo cual, jamás se animaron a denunciar ante las autoridades además de señalar al ex-mandatario como el mejor amigo del entrenador Sissoko, al que lo conocen como “Yankee”, y que, además, es señalado como su mano derecha durante su tiempo como cabecilla de la federación malí.

Las acusaciones de abuso en Malí destacan por su pésima protección sobre niñas y mujeres jóvenes dentro de varias disciplinas deportivas, añadido a que los organismos de protección de mujeres de abuso sexual y psicológico sufren de falta de fondos y frecuentemente inefectivos o ignorados.

De mientras, los entrenadores y el árbitro han sido suspendidos inmediatamente por FIBA desde el domingo pasado, pues junto a la investigación, diversas jugadoras y padres de familia contaron sus casos de maltrato a la ONG Human Rights Watch y a activistas en pro de los derechos de los niños y reformas en el deporte. 

Aissata Djibo y Cheick Camara, ambas ex-estrellas de la selección, encabezan el movimiento activista que saben de al menos una docena de entrenadores y oficiales de la federación malí que cometieron abusos a jugadoras, y de al menos, cien mujeres que fueron abusadas dentro de la gestión de Niang. “La federación no te mira como jugadora de básquetbol, sino como un pedazo de carne del cual abusar”, sentencia Djibo.

Además de los entrenadores suspendidos, también se suma un oficial de alto rango en la federación de básquetbol de Malí, como uno de los castigados, quien ya había sido acusado de abuso sexual en 2003 y 2004, quien regresó en 2014 a su posición, año en que Niang fue nombrado como vicepresidente de la FIBA y presidente de la zona en África.

Si bien Sissoko ya no ejerce como entrenador desde hace unos años, aún se mantuvo cercano a Hamane, pues en 2019, en su presentación como presidente de FIBA, él estuvo en su conferencia de prensa. Bamba, por su lado, mantuvo una conducta amenazante ante las jugadoras de la selección, coaccionando su participación a cambio de favores sexuales.

FIBA ha abierto una investigación y ha pedido la cooperación total de la Federación de Básquetbol de Malí, así como del ex-presidente Niang, pues tiene una política de cero tolerancia para todas las formas de acoso y abuso. 

Click to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Advertisement coachesinvierno-Portada-de-Facebook-copia-4

More in Internacional

bannerweb-08